| Gracias. Obrigada. Thanks. Danke. Merci.
590
single,single-post,postid-590,single-format-standard,siteorigin-panels,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
En el corazón del Camino de Santiago, vecina del icono de la arquitectura románica, la iglesia San Martín de Frómista, se encuentra un lugar donde aún se pueden ver duendes: la Finca Castilla Verde.

Gracias. Obrigada. Thanks. Danke. Merci.

En el corazón del Camino de Santiago, vecina del icono de la arquitectura románica, la iglesia San Martín de Frómista, se encuentra un lugar donde aún se pueden ver duendes: la Finca Castilla Verde.

En el corazón del Camino de Santiago, vecina al icono de la arquitectura románica en Europa, (la iglesia San Martín de Frómista), hay un lugar donde aún se pueden ver duendes: la Finca Castilla Verde.

Siento la necesidad apremiante de agradecer.

Agradecer a todos vosotros que seguís, apoyáis y sois, de alguna manera, parte importante de Castilla Verde.

A todos los  que habéis venido a montar a caballo, pasear en calesa, hacer una ruta, participar en los campamentos o en alguna de las diferentes actividades ecuestres que proponemos,

A los que contratasteis una visita participativa a la granja,

A los que colaborasteis comprando nuestros productos de la huerta, de la Muela y otros tantos,

A los que os llevasteis nuestros productos agrícolas para vosotros o para vuestros animales,

A los que nos apoyasteis con vuestra escucha, tiempo y/o trabajo – tanto amigos como estudiantes, voluntarios y familia,

A nuestros proveedores, por entender como trabajamos,

A los amigos ganaderos y agricultores que aportáis vuestros consejos y reconocimiento (¡nos sentimos maravillosamente acompañados!),

A los amigos de las redes sociales que nos dais constante feedback y la certeza de que las fronteras de CastillaVerde llegan hastavuestras casas,

A Frómista, los pueblos vecinos, la provincia de Palencia y sus gentes que van poco a poco integrándonos en su paisaje,

A las instituciones que con sus ayudas (unas dentro y otras fuera de plazo) hacen posibles algunas inversiones.

Fue vuestra aportación la que hizo posible que la Finca Castilla Verde haya mantenido sus puertas abiertas otro año más.

Es vuestra aportación la que ayuda a que sigamos trabajando y desarrollando el proyecto que une nuestras dos familias, estos 7 duendes.

GRACIAS.

Gracias por vuestro apoyo económico, moral, social e intelectual. Gracias por estar ahí. Seguiremos trabajando en nuestra línea, pero con alguna novedad cuya idea ya empieza a ser gestada.

Os deseamos un feliz 2015. Un feliz re-encuentro.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.